Higiene General

Muy pronto vera cómo su perro se empieza a llenar de pertenencias: juguetes, pañuelos, trapos, mantas para el auto y para dormir y sabanas para tu colchón, entre otros. Por el bien de ellos y el suyo, tenga en cuenta que es mejor exagerar en el cambio de “ropa” que hacerlo con poca frecuencia; los parasitos anidan ahi cómodamente y la mayoría no sobreviven el paso por la lavadora, de manera que cambiarle las mantas al perro es una sencilla medida preventiva contra las enfermedades. Por la misma, usted deberá aspirar con frecuencia el sitio de su casa donde su perro descansa y duerme, y también limpiar los alrededores. Eso es todo.

Cuidar al perro significa, ante todo, ponerle atención. Una corta sesión de cepillado no tiene mayor misterio y es, ademas, una oportunidad para fomentar un agradable contacto socializador entre amigos.

CALENDARIO DE CUIDADOS

Información sacada de: El libro “Perros: Guía de cuidados”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *